Pilates puede ayudar a la prevención y recuperación de la Diástasis de Rectos Abdominales.

La Diástasis de Rectos Abdominales (DRA) es una afección que ocurre cuando los dos lados del musculo recto abdominal se separan a lo largo de la Línea Alba. La DRA es causada por un exceso de presión en la pared abdominal. Pilates puede ayudar contra la Diástasis de Rectos Abdominales.

Esta condición ocurre tanto en hombres como en mujeres; a menudo se desencadena debido a cambios hormonales, un útero en crecimiento u obesidad.

Los casos más frecuentes de DRA son mujeres posparto. Después del nacimiento, el trauma que los cuerpos de las mujeres han tolerado no deja espacio para malas técnicas de ejercicio, ejercicio excesivo, levantamientos incorrectos y otra lista de malas prácticas.

Sin embargo, es común ver madres primerizas y madres recientes ejercitarse incorrectamente para deshacerse de la “barriguita”.

Pero según la experta Caroline Anthony, hoy en día el DRA también se está viendo en mujeres de 60 y 70 años. https://pilatesbridge.com/diastasis-recti-awareness/

Por ende, tiene sentido que en un estudio realizado, hasta el 70% de las mujeres de 55 no sepan hacer una contracción voluntaria a causa del DRA.

La Diástasis de Rectos Abdominales puede ser grave, causando hernias a dolor de espalda crónico; en la mayoría de los casos, el DRA es difícil y de larga recuperación.

La pared abdominal son músculos que sostienen el tronco (vertebras torácicas) y dan estabilidad a las extremidades; Se necesita una buena cantidad de adaptabilidad y estabilidad en las articulaciones.

Por otro lado, el DRA puede crear desestabilidad y, por lo tanto, dificultad para realizar tareas cotidianas; esto sin mencionar inestabilidad en la pelvis y falta de fuerza.

El Pilates puede ayudar contra la Diástasis de Rectos Abdominales, pero ¿cómo?

En algunos casos no podemos, se requiere cirugía. Sin embargo, en otros casos sí podemos; el objetivo es estrechar la Línea Alba y reducir el espacio entre los lados del musculo recto abdominal.

Una contracción abdominal típica lleva a que los músculos recto-abdominales se contraigan y se acerquen entre sí; lo que deja suelta a la Línea Alba suelta.

Por ello, en Pilates utilizamos la técnica de respiración para comprometer los músculos transversos del abdomen; estos músculos transversos del abdomen tensan la Línea Alba, separando los músculos recto-abdominales. ¿Trabajo completo? No.

Incluso, en Pilates podemos ir más allá y agregar un pequeño crunch abdominal mientras los músculos transversales del abdomen están activados, lo que maximiza la efectividad sin agregar presión innecesaria adicional.

Muchas personas empeoran su DRA al ejecutar mal los ejercicios o haciendo demasiado ejercicio; lo que solo aumentando la separación entre los músculos.

Por esta razón, es aconsejable asistir a las clases privadas de Pilates con un instructor de Pilates realmente experimentado. Idealmente, un paciente con DRA debe ser entrenado por un instructor Pilates Clínico, con experiencia en la enseñanza de las clases de Pilates pre y postparto .

En resumen, Pilates puede ayudar a la reducción de la Diástasis de Rectos Abdominales debido a su técnica de respiración; además, los ejercicios de Pilates ofrecen la tensión correcta en los músculos abdominales durante el ejercicio.

Para obtener más información sobre como Pilates puede ayudar contra la Diástasis de Rectos Abdominales haz clic aquí para saber cómo las clases de Pilates Clínico; Pilates Prenatal y Pilates Postparto pueden ayudar contra la Diástasis de Rectos Abdominales.